Luego de su álbum Día azul, lanzado en el 2008 en México, y el año siguiente en Colombia, Jimena Ángel decidió trabajar en un disco que fuera completamente suyo. Por esto empezó a desarrollar la música, las letras y la producción de manera independiente.

No es un secreto para nadie que, generalmente, las principales exigencias de las disqueras están encaminadas a lo comercial y Jimena no quería eso para su nuevo trabajo.

Desde el comienzo de su proceso creativo, Jimena tomó la libertad como la carta de presentación de su trabajo. Por esto, no se ha casado con un ritmo, le interesa hacer música honesta y en ese camino ha pasado por muchas bandas y ha interpretado diferentes géneros, todos con una constante: su origen afro.

Jimena ha cantando blues, rock, funk, música folclórica, reggae y pop rock, entre otros géneros; para ella, esto es lo que le permite hoy lanzar una propuesta diferente basada en su experiencia y en lo mejor de cada búsqueda musical que ha emprendido.

Para Jimena no existe un ritmo casado con cada sentimiento a la hora de componer. No obstante, de acuerdo con las temáticas de las letras sí se puede definir y encontrar un sentido en cada instrumento que va conformando toda la melodía.

De esta manera, Jimena, logra combinaciones y mezclas entre ritmos “negros” y música electrónica, entendiéndola no solo como la composición de beats, sino también como la incorporación de otros instrumentos como la guitarra o el bajo.

Todo reverdece era inicialmente un disco de cuatro canciones; sin embargo, no debía ser así y la vida se encargo de hacérselo saber a Jimena.

Luego de grabarlo junto con un amigo que le ayudó en Argentina y de haber invertido el poco dinero que tenía en la producción de ese material, se perdió. El computador donde había guardado todo fue robado al día siguiente de terminar la grabación. Una dolorosa señal que, al final, le mostró a Jimena que el disco aún no estaba listo.

Como producto de este cúmulo de emociones nació un nuevo tema para el disco, teniendo entonces cinco canciones en total. Una buena razón para pretender volver a grabar.

Se comenzó una segunda producción en Colombia, pero el dinero no alcanzó para terminar. Una nueva señal. Así que una amiga de Jimena, le recomendó participar en el concurso de la “Peña de Mujeres” que organiza la Fundación Gilberto Alzate Avendaño en Bogotá. Si se lo ganaba podría terminar de financiar su disco.

Jimena ganó. Y no solo pudo financiar lo que faltaba de su disco, sino que agregó cuatro canciones más a su trabajo. Ahora son nueve temas en total.

Aunque fue un trabajo largo y difícil, Jimena logró lanzar su disco y está en la labor de promocionarlo y distribuirlo. Un nuevo reto, ya que ser independiente tiene sus desventajas.

Hablar con Jimena es entender que vive por la música. Compone sus temas a partir de una construcción diaria de elementos, y para eso se ayuda de una grabadora con la que anda por si se le ocurre alguna melodía o si escucha alguna frase “musical”.

Este disco es su renacimiento como profesional y la consolidación de su música.

– See more at: http://www.enorbita.tv/jimena-angel#sthash.xwsELam9.dpuf